Josué.*

_

Querida Maestra:

No he traído mi tarea para el día de las madres porque no he sabido qué poner y no quería que todas las cartas las leyeran en clase aunque no dijeran el nombre. Casi no quería  ni ir a clases, y aunque a veces me invento un dolor de estómago, mi mamá es como doctora y todo lo sabe.

Tuve muchas ideas pero ninguna me gustó. Todas eran de niño chiquito y, como ya tengo 9 y medio, no me gusta que se puedan burlar.

Mi mamá, estoy seguro, no necesita cartas. Yo creo que sabe que la quiero. Ella me dice que desde que yo estaba en camino ya me esperaba, y que cuando supo que era un niño no dejaba de repetírselo; “tuve un niño, tuve un niño”. Yo creo que yo también en el hospital no dejaba de repetir que tenía una mamá, a lo mejor no sabía cómo decirlo pero yo creo que también lo estaba pensando. Yo creo que por eso lloramos al principio, no sabemos reírnos y gritamos con fuerza. No me acuerdo quién me enseñó a decir mamá y papá pero seguro también que fue ella, como también estoy seguro de que me ayudaba con las velitas de mis pasteles cuando era pequeño.

Recuerdo cuando me ponía mi pijama japonesa. Me gustaba mucho. Y cuando secaba mis pies después de la ducha. Y siempre me acuerdo también de la tarde que hicimos animalitos con plastilina en el comedor, toda la tarde, hasta que papá llegó y le enseñamos lo que hicimos. No se me olvida la jirafa.

A veces nos enojamos, pero luego nos abrazamos. Y me abraza siempre con mucha fuerza, pero no me aprieta, como cuando Anita me cortó y ya no quería ser mi novia el año pasado; adivinó desde que llegué que algo me pasaba, igual que adivina cuando tengo un reporte, o cuando le digo que me regalaron un animalito en la veterinaria y sabe que lo he comprado yo.

Mamá siempre me dice que me quiere y yo le digo que yo también. Yo creo que por eso una vez llenó el pasillo de casa con mis trabajos del kínder, y ahora con mis diplomas. Yo no le he hecho carta como mis compañeritos porque ya le habíamos dado un regalo ayer con mi papá. Pero no hice carta porque iba a ser el chiqueado de la clase, porque sentía que todos iban a saber lo que iba a poner. Pero quiero que sepa que en su cumpleaños sí le voy a hacer una carta para despertarla con las mañanitas y los regalos que le va a comprar mi papá también. Y que cuando ya no la vea para arriba y sea más alto que ella yo también la voy a abrazar con mucha fuerza sin apretarla, y que la voy a querer siempre más y más.

Josué.

_

Josué hizo esta carta cuando le encargaron un ensayo sobre el día de las madres. La dejó en el comedor al lado del pastel, mientras yo estaba sirviendo el café. Prefirió entregársela aquí en la casa porque la maestra también es su mamá.

_

* (El post de la semana en “las domingueras“.) Tema: Madre, mami, mamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: